Adicción al móvil. ¿Están los teléfonos diseñados para ser adictivos?

¿Sufrimos realmente adicción al móvil? Recibir y mandar mensajes, el estar actualizado al minuto, el sentimiento de que te falta algo en ese momento. Son situaciones que nos están afectando e incluso ya hay una palabra para describir este aspecto. La nomofobia es el miedo irracional a salir de casa sin el móvil o no llevarlo con nosotros. Y es que más de 4,9 mil millones de personas en el mundo tienen ya un teléfono móvil. E incluso vamos más allá, esta adicción al móvil podría afectar al 50% de los adolescentes actualmente.

Adicción al móvil, ¿qué los hace tan atractivos?

Tranquilidad. El problema de la adicción al móvil no es culpa tuya. La respuesta a la pregunta es que los teléfonos móviles son atractivos por su diseño. Hay 3 elementos de diseño que los hacen irresistibles. Para llegar a tener una mejor relación con tu móvil y que esto no se convierta en un problema vamos a desgranar estos tres elementos. Para ello, vamos a contar con el testimonio de Tristan Harris, un antiguo diseñador ético de Google, que busca “liberarnos” de nuestro smartphone.

1. Desactiva las notificaciones “no humanas”

Pongamonos en situación. Un amigo, tu pareja o un familiar quiere contactar contigo. Esta persona utiliza cualquier app que hay diseñada para ello. El problema viene cuando la mayoría de estas app’s están diseñadas a pasar más tiempo en la plataforma. ¿Quién no ha recibido una notificación de una persona en Facebook y al final no ha acabado mirando las últimas actualizaciones?

Estas actualizaciones despiertan emociones en nosotros que nos dan la ilusión de control en todo momento. Harris sostiene que “si estas actualizaciones fueran elegidas al azar, entonces no nos volveríamos adictos”. Sin embargo, “cada vez que refrescas tu teléfono para ver si hay notificaciones es como si tiraras una moneda en una máquina tragamonedas”, ejemplifica Harris en uno de sus textos.

Y señala a la ruleta de refrescar noticias en esas redes sociales: “Esperas una recompensa, que no es que te toque el bingo, sino que haya un nuevo comentario, un retuit, una interacción, ese es el modo en el que nos tienen secuestrados”.

2. Baja el color de tu pantalla

Una de las formas más fáciles de reducir esta adicción al móvil es bajando el color de la pantalla. Los ojos humanos son muy sensibles a colores cálidos. De hecho, muchas marcas han pasado de tener logos mucho más llamativos a través del color. Por otro lado, piensa en el icono encima de las app’s. ¿De qué color es? Un rojo que tiene mucho más impacto que un azul o un verde.

El consejo de Harris es poner el teléfono en blanco y negro. De esta forma, estaremos dando la misma importancia a las app’s de redes sociales como a una app de leer libros.

3. Restringe las app’s que necesites en tu pantalla de inicio

Cuando desbloquees tu móvil, intenta que solo haya app’s que realmente te ayuden en tu día a día. En este sentido, algunos buenos ejemplos según Harris serían mapas, calendario o el reloj. Una buena manera de saber que app’s necesitas en tu día a día es mediante lo que el llama “Bottomless Vortex Of Stuff” (Vórtice de cosas sin fondo).

La explicación a esta palabra son las app’s que no te ofrecen un final en tu búsqueda. Siempre va a haber fotos en Instagram, siempre va a haber noticias en Facebook, búsquedas relacionadas en Google o vídeos en Youtube.


Si te ha gustado, comparte en tus redes sociales!

By | 2018-04-05T13:15:27+00:00 abril 5th, 2018|Secmotic|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment