Cada año se transportan más de 90 millones de contenedores a través del mar. Un dato que refleja la importancia que puede tener el desarrollo IoT en el transporte marítimo. Y es que el potencial que tiene la tecnología IoT en el mercado de la logística digital y en la cadena de suministro es enorme.

Además, cuenta con una ventaja importantísima. Las soluciones que hasta ahora se ofertan en el mercado son muy limitadas, aparte del alto coste, baja autonomía, pérdidas directa de los envíos o la mera dificultad de transmitir señales desde un contenedor.

El papel del IoT en el transporte marítimo

En estos últimos años, han aparecido empresas como Sigfox, proveedor de conectividad para el Internet de las Cosas, la cual ha lanzado (junto con otras empresas) una solución que permite:

  • Aumentar un 40% la precisión de las estimaciones de llegada de los contenedores
  • Reducir un 10% el inventario en alta mar.
  • Reducir una cuarta parte de las rupturas de stock causadas por la climatología.

Esta soluciones ya están puestas en marcha en el proyecto que participamos DigitalPort.

Un largo camino hasta el cliente final

En primer lugar, el 80 por ciento de todo lo que compramos, viaja en un contenedor de envío, ya sea desde la fabricación hasta el almacenamiento o en su camino a los centros de distribución. Pero es que además, un envío marítimo produce entre 200 y 300 interaciones entre 25 agentes distintos. Por lo que estos contenedores son difíciles de rastrear y de conocer el estado real de los mismos.

Cuando estos contenedores llegan a los puertos, un empleado se encarga del conteo de los mismos, así como registrar cualquier daño que estos pudieran tener. Este proceso no sólo es costoso y lento sino que es tedioso y hay que tener en cuenta los errores humanos.

Como resultado, es complicado tener un control «total» y en tiempo real del estado de estos envíos. Y esto afecta directamente a la agilidad de la cadena de suministro, tan demandada en estos tiempos, y a la calidad del servicio ofrecido al cliente final.

Próximos desafios en la industria de los Smart Ports

Los puertos inteligentes o Smart Ports es una tendencia real que ha nacido de la necesaria la evolución en otros sectores como las Smart Cities o la Industria 4.0. Y el ejemplo hoy planteado es sólo uno de los desafíos que hay encima de la mesa.

La sensorización, ya sea a través de cámaras, wearables o dispositivos, es real. Sin embargo, también se hace necesario disponer de una plataforma en la que se pueda acceder a todos estos datos. FIWOO desarrolla una solución inteligente que solvente los flujos de tráfico y comerciales con la finalidad de optimizar la afluencia de información y gestionar de manera eficiente los flujos comerciales en tu puerto.

Con vistas al futuro (aunque ya hay proyectos en marcha) queda la integración y el desarrollo de una plataforma modular innovadora para proveer soluciones de optimización de las interfaces entre mar – puerto – ciudad, que aporten valor añadido para mejorar la eficiencia y optimizar los procesos logísticos entre los actores involucrados en el entorno portuario.

Y tú, ¿cuál crees que es el futuro del IoT en el transporte marítimo? Te leemos…