Seleccionar página

Entregas exitosas: Soluciones para la última milla

por | Jun 15, 2022 | Industria 4.0 | 0 Comentarios

Todos sabemos la cantidad de procesos y trayectos que atraviesa un producto desde que sale del almacén, hasta que llega al cliente final. Los clientes son cada vez más y más exigentes, y el periodo y plazo de entrega es algo que suelen priorizar en el momento de realizar sus compras. Si este periodo se ajusta a sus necesidades y se cumple a la exactitud el plazo prestablecido (o, en todo caso, se adelanta), será algo que tengan en cuenta a la hora de confiar en una determinada entidad. Y, uno de los puntos críticos en la entrega de paquetes, es el conocido como ‘última milla‘, es decir, el último trayecto. Hoy venimos a darte una serie de claves y soluciones para garantizar una entrega exitosa a la hora de tratar con tus clientes.

¿Qué es la última milla?

La última milla es la gestión de transporte de paquetería centrada en el último trayecto que ha de realizarse para la entrega final. Corresponde a la entrega que se hace una vez se han agrupado varios paquetes en un lugar determinado y que, a partir de ahí, se distribuyen por la ciudad correspondiente. A esto debe su nombre, ya que es el último trayecto en el que se lleva el producto directamente al consumidor final. También se le puede denominar ‘distribución capilar’, ya que en una ciudad, los repartos se realizan por diferentes zonas o ramificaciones.

La gestión de la última milla varía en función de las características de cada cadena logística. En las cadenas de producción tipo B2B (Business to Business), la última milla cubre el suministro de componentes necesarios para un proceso de producción.

Por otro lado, en las cadenas de suministro B2C (Business to Consumer) en las que el suministro está enfocado al consumidor final, el objetivo de la última milla es la entrega directa al cliente, ya sea en un punto de entrega/recogida, una taquilla automatizada, o en su propio domicilio. Este segundo caso se genera, normalmente, tras una compra de comercio online (eCommerce), las cuales adquieren cada vez un mayor auge.

Su importancia en la logística

Para una empresa, el reto de la última milla tiene una doble cara. Por una parte, pretende satisfacer la necesidad del cliente en la mayor brevedad de tiempo. Por otro lado, tiene que ajustar los costes tanto de personal, como en gastos de transporte.

Aquí es donde aparece la mayor dificultad para las empresas de transporte y logística. Llevar a un punto cercano de la entrega final un conjunto grande de paquetes es fácil. Sin embargo, en la última milla se realiza una distribución más pormenorizada. Al trabajar con volúmenes más pequeños, es mucho más difícil calcular los costes que generan este tipo de entregas, ya que se deben utilizar muchos más vehículos y contar con factores externos como por ejemplo, el tráfico dentro de la ciudad. Además, es un coste que actualmente se suele aplicar al proveedor del producto, puesto que el usuario final se ha acostumbrado a unos costes de envío muy reducidos e, incluso en muchísimas ocasiones, al “envío gratis”.

Reto crítico para empresas y ciudadanos

La logística de la última milla es, sin duda, un reto crítico para la sociedad y las empresas que viven y operan principalmente en las grandes ciudades. Su relevancia es consecuencia de los impactos cada vez más importantes en diferentes ámbitos, como son:

  • La sostenibilidad ambiental. Aproximadamente el 25% de las emisiones totales de gases contaminantes son procedentes del transporte de mercancías. Además, el empeoramiento de la calidad del aire puede comprometer la salud de más del 80% de la población española que vive en zonas urbanas. Es importante a la hora de hablar de industria, tener presente la importancia de la biosfera en la que se desarrolla nuestra actividad. Cada vez debemos familiarizarnos e integrar más modelos como los de las Smart Cities, que se preocupen no sólo por la eficiencia sino también valorando la sostenibilidad, para que todo este desarrollo tenga sentido.
  • La congestión urbana. El 20% del tráfico en las ciudades es provocado por el transporte de mercancías. Esto deriva, por ejemplo, en que un conductor en una gran ciudad, esté parado debido al tráfico una media anual de 2 días.
  • La eficiencia logística y costes asociados al transporte y distribución de mercancías. En ocasiones, estos costes llegan a erosionar la rentabilidad de muchas empresas del sector transporte a niveles marginales, debido a que superan sus propios índices de rentabilidad.

Claves para la optimización de la última milla

Ante la problemática existente y los retos que supone la gestión de la última milla, se está poniendo el foco en la búsqueda de claves para optimizar y gestionar esta parte del proceso de entregas, y hacerlo así mucho más eficiente.

El sector se está planteando el sistema de reparto actual y se están valorando diferentes opciones y alternativas. Algunos de los aspectos en los que más se está poniendo la mira son los siguientes:

Rutas de transporte en la última milla

A la hora de realizar esta última entrega, es necesario optimizar las rutas para que el reparto de paquetes sea lo más eficiente posible.

Habrá que sincronizar todos los elementos de la distribución capilar para conocer cuáles son las rutas más eficientes. Para ello deberemos estudiar factores externos como el tráfico, los atascos en tiempo real y sus posibles alternativas, las calles cortadas o en obras con difícil acceso, etc.

Tipo de paquetería y transporte

También es crucial considerar el tamaño y los requisitos especiales de los paquetes que se tengan que repartir. Tendremos que intentar aprovechar al máximo el espacio y deberemos saber cómo gestionarlo, ya que no es lo mismo transportar un paquete frágil, que un producto refrigerado, por ejemplo.

Esto también influirá en el tipo de vehículos que tengamos que utilizar, una moto, una furgoneta, o un tipo específico de cambión. Además, este hecho también nos influirá a la hora de contratar un tipo u otro de personal, cualificado para la determinada demanda.

Condiciones de entrega al cliente

Como ya comentamos al principio, los clientes son cada vez más exigentes tanto con sus productos como con las respectivas entregas y recogidas. Debemos tener este apartado muy controlado para no provocar decepciones que acaben en pérdidas para la propia empresa. Es importante que nunca hagamos ‘promesas’ que luego no podremos cumplir. E incluso en ocasiones, es mejor darnos una libertad más amplia en el periodo de entrega y que posteriormente este pueda ser realizado en un tiempo menor, provocando así una emoción positiva en el cliente, que ha recibido su paquete ‘antes de lo estipulado’.

También es importante crear algún método de comunicación que nos permita conocer si el cliente está o no en casa a la hora de la entrega, y si es que no, qué alternativas podemos tomar en su lugar, para ahorrarnos así desplazamientos innecesarios que conlleven un coste adicional y gasto de tiempo.

La transformación del transporte de mercancías

La necesaria transformación de los modelos de transporte y distribución de mercancías, no sólo se haya en la gestión empresarial, sino que debe, además, apoyarse en una serie de habilitadores:

1. Nuevas infraestructuras

Nuevas infraestructuras que sirvan de apoyo a la operativa de los nuevos modelos logísticos, permitiendo acercar y facilitar el proceso de entrega al destinatario final. Contar con unas infraestructuras logísticas más adecuadas y digitalizadas es clave para la transformación de la logística de la última milla. Las tres principales infraestructuras logísticas que debemos tener en cuenta son: los almacenes, los lockers y las zonas de carga y descarga.

2. Nuevas tecnologías

Nuevas tecnologías y start-ups que habilitan la posibilidad de mejorar (o incluso redefinir) las operativas logísticas y los canales de interacción con el cliente, siendo más eficientes y amigables. Existen varias tecnologías que pueden cooperar entre sí y hacer posible esta transformación del modelo de transporte de manera que proporcionen rentabilidad a la vez que son sostenibles con el medio. Entre ellas encontramos los nuevos canales de comunicación, los servicios de geolocalización, el big data, la robotización, las plataformas de movilidad, o nuevas alternativas como las taquillas inteligentes, los patinetes eléctricos, embalaje reutilizable, vehículos eléctricos y combustibles alternativos, drones, o vehículos autónomos.

3. Regulación administrativa

La regulación por parte de las Administraciones Públicas como elemento proactivo del cambio, desarrollando las funciones de estratega, coordinador, catalizador, regulador y operador. Existen una serie de ineficiencias que las Administraciones Públicas deberán adaptar para permitir la implantación de nuevos modelos y soluciones que optimicen la logística de última milla.

4. Colaboración entre agentes

La colaboración entre los diferentes agentes y sectores de actividad es clave para poder acometer con garantías el desarrollo de un nuevo marco regulatorio. A su vez, esto nos permitirá implantar de manera ágil y eficiente los nuevos modelos y soluciones logísticas para solucionar las problemáticas actuales mencionadas.

Ventajas de las plataformas IoT en la última milla

Como ya hemos comentado en algún post anterior sobre logística digital, una de las tecnologías más fundamentales en este proceso es el IoT (Internet de las Cosas). Gracias a las plataformas IoT,  se hace posible la interconexión de dispositivos y objetos a través de una red donde todos ellos podrían ser visibles e interaccionar. Cualquier objeto puede ser conectado a la red IoT, por lo que es importante el punto de los nuevos habilitadores, infraestructuras y dispositivos actualizados y digitalizados.

Las ventajas de contar con una plataforma IoT en tu red de transporte para optimizar la gestión de la logística son innumerables:

1. Obtener datos en tiempo real sobre los productos

Si aplicamos dispositivos hiperconectados en el stock, podremos obtener datos en tiempo real como el color, modelo, peso, dimensiones y unidades disponibles. Podremos también monitorizar las condiciones de humedad y temperatura, o movimientos bruscos de los paquetes que se están transportando. Además, permite realizar este tipo de mediciones con la granularidad que se requiera, artículo por artículo, configurando alertas, registrando variaciones en el estado, y mucho más. 

2. Reducir tiempo y ahorrar costes

Gracias a sensores integrados con tecnología IoT se puede detectar el bajo stock de cierto producto. Así, se realiza automáticamente el pedido de nuevos suministros al centro de distribución más cercano. Esto, se traduce en mejores experiencias y la disminución en los costos de gestión de inventario.

3. Agilizar la entrada y salida de mercancías

El IoT ofrece sistemas que permiten conocer en todo momento qué stock hay disponible en los almacenes y qué no. Esto agiliza la entrada, manipulación y salida de mercancías.

4. Ayudar a detectar fallos logísticos

Permite detectar fallos o, incluso, accidentes en el mantenimiento de los productos. Y no solo ayuda a detectar y prevenir la pérdida de productos, sino que además es un gran aliado a la hora de prevenir riesgos laborales.

5. Prevenir los robos y la rotura de mercancías

Existen dispositivos que permiten detectar cuándo y de qué manera se están manipulando los contenedores en los que se conservan los productos. 

6. Obtener información sobre las rutas más eficaces

Este es un beneficio directamente enfocado a la última milla. Las herramientas IoT permiten obtener información para acortar las rutas, lo que  ahorra tiempo y combustible. Existen sensores que pueden detectar accidentes de tráfico o atascos a distancia.

7. Conocer el estado y ubicación de la flota

Al incorporar sensores en los vehículos, podremos conocer datos como:
– Cantidad de vehículos disponible
– Estado de los activos (en marcha, detenidos, aparcados) 
– Distribución de la carga
– Localización de las unidades
– Datos históricos sobre el recorrido de las unidades
– Estilo de conducción de los transportistas
– Consumo de combustible
– Niveles de fluidos y de emisiones contaminantes

El futuro del transporte y la logística

La aplicación de tecnologías como el Big Data, el 5G o el aprendizaje automático, puede multiplicar las aplicaciones del IoT en el transporte. Al combinar la mayor velocidad y el ancho de banda con la Inteligencia Artificial, surgen más posibilidades con un mayor control y seguimiento de la carga. Además esto también repercute en la mejora de las condiciones de trabajo de todo el equipo.

El conjunto y la aplicación de estas tecnologías hace posible el éxito y posicionamiento de las empresas. El sector de transporte no puede quedar al margen de las oportunidades que ofrece una plataforma IoT.

Ahora bien, la correcta implementación y mejor forma de sumar estos beneficios sea, probablemente, a través del apoyo y asesoramiento de empresas especializadas para incorporar soluciones digitalizadas. Desde Secmotic, estamos a tu disposición para ofrecerte la ayuda y las soluciones inteligentes que necesite tu negocio, brindándote una plataforma especializada desde la que llevar a cabo toda la gestión.

Si quieres dar el paso hacia la digitalización, necesitas que valoremos tu propuesta, realicemos una demo o simplemente solucionemos alguna de tus dudas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

Conoce conceptos clave de la era digital en nuestro HUB

 

 

Descarga nuestro ebook con todo lo que necesitas saber sobre IoT Industrial.

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe las últimas noticias sobre innovación y nuevas tecnologías y mantente al día de los avances más destacados

Cesión de datos

Calle Factores 2, 41015 Seville

Phone: +34 618 72 13 58

Email: info@secmotic.com

MENU