Los residuos urbanos dividen la responsabilidad entre ciudadanos y ayuntamiento de cualquier ciudad. Existen puntos concretos de recogida, horas determinadas del día, o diferentes lugares en los que situar cada tipo de residuo. Sin embargo, es un trabajo costoso en ocasiones que puede ser fácilmente agilizado. Y de eso venimos a hablarte hoy, de la gestión inteligente de residuos en una Smart City.

Para empezar, vamos a repasar lo que es el concepto de Smart City.

Una Ciudad Inteligente es aquella que gestiona sus distintas soluciones verticales (movilidad, industria, edificación, servicios, etc) de manera eficiente, segura, sostenible e integrada.

El principal reto al que se enfrentan las ciudades es el aumento de población, y en este caso podemos ver la relación con el problema de manera directa. A mayor número de personas, mayor cantidad de residuos y mayor dificultad para gestionarlos. Los servicios públicos cobran vital importancia en este nuevo sistema.

Problemas existentes en la actual gestión

A pesar de que, como hemos mencionado anteriormente, se intenten encontrar soluciones adaptadas al método ya existente, estas son incompatibles en muchas ocasiones con nuestras vidas:

  • Cuanto más se fraccionan los puntos de recogida, más recorridos deben hacerse.
  • A mayor número de residuos, mayor número de transportes recolectores hay por las calles de la ciudad, y de mayor tamaño, generando situaciones poco agradables (problemas de circulación, malos olores, mala imagen, …)
  • En ocasiones se realizan rutas innecesarias al no conocer el nivel de residuos de los contenedores
  • Muchas veces se deja recaer la responsabilidad de reciclaje completamente en el ciudadano

¿Qué es la gestión inteligente de residuos?

Los núcleos de las ciudades son los responsables del 50% de residuos que se generan globalmente, y causantes del 60-80% del efecto invernadero. Algo preocupante sumándole a esto el aumento constante de la población, específicamente en zonas urbanas. La gestión se hace cada vez más difícil de llevar a cabo.

Una gestión inteligente pretende crear un entorno más sostenible, concienciado, eficiente y eficaz.

Sistemas de recogida

Uno de los recursos principales a la hora de hablar de gestión inteligente de residuos es la ‘recogida neumática’ o el sistema basado en contenedores soterrados.

Contenedores soterrados

Son ‘pequeños contenedores’ conectados a un gran contenedor bajo la superficie. De esta manera, se aprovecha el espacio subterráneo y se reduce el impacto visual.

Contenedores soterrados

Recogida neumática

En este caso, la basura se introduce en una especie de buzones que podemos encontrar por las calles de la ciudad o en determinados edificios. Este mecanismo absorbe la basura y, mediante un sistema de vacío a través de tuberías dicha basura es enviada a su destino final. Debajo de cada buzón hay un contenedor que se vacía automáticamente cada cierto tiempo. El tubo por el que la basura es transportada es el mismo para todos los tipos de basura. Sin embargo, gracias al sistema, esta se recicla adecuadamente. Por ejemplo, todos los contenedores de papel y cartón se recogen simultáneamente, pero nunca a la vez que los de plástico u orgánico.

Recogida neumática gestión inteligente residuos

Dentro de este sistema existen 2 subsistemas que se diferencian por la manera en que la basura es trasladada a su destino. Mientras que el sistema fijo envía directamente la basura a su punto final sin ayuda de intermediarios, el sistema móvil necesita un camión de basura y trabajadores para realizar este proceso.

Aplicación de tecnologías

La eficiencia de los distintos sistemas está directamente relacionada con el tipo de conexión estratégica que estos tengan a través del Internet de las Cosas. Esta es prácticamente la tecnología principal, sin embargo va acompañada de otras que lo complementan.

Dispositivo IoT

El principal aliado del IoT. Los sensores se utilizan para llevar el control de las cantidades de basura mediante datos en tiempo real. Se instalan en el interior de los contenedores y gracias a ellos podemos conocer su capacidad de llenado. De esta manera se evitan todos los viajes innecesarios a contenedores vacíos, así como los desbordamientos o atascos de la basura.

Big Data

La recopilación de datos es también un factor clave en este proceso. Gracias al Big Data se crea un histórico de datos recopilados que ayudan a ir mejorando los procesos y guardar información acerca de los factores implicados. Esto hace referencia tanto al proceso de gestión como a la movilidad, la calidad del aire, los niveles de ruido u otros aspectos relacionados con el bienestar ciudadano y el cuidado ambiental.

De esta manera se optimizan los recursos, aumenta la comodidad y el trabajo se realiza cada vez más ágilmente. Además, al no tener que ir recogiendo datos periódicamente, se obtiene un ahorro económico considerable.

¿Qué se consigue con la gestión inteligente de residuos?

La gestión inteligente de los residuos urbanos de una Smart City tiene como principales objetivos contribuir a la creación de una ciudad más sostenible, económicamente rentable y eficiente.

Además, existen una serie de beneficios o ventajas que se adquieren para los ciudadanos y los trabajadores que podrían resumirse en lo siguiente:

  • Disponibilidad constante. Eliminar las trabas de horarios y permitir al usuario deshacerse de sus residuos a cualquier hora del día en cualquier día del año.
  • Evitar el amontonamiento de basura en las vías públicas. Cuando los contenedores no tienen la capacidad de vaciarse de manera regular, se llenan rápidamente y al no haber hueco para más, los ciudadanos acaban depositando sus residuos junto a los contenedores, en la vía pública. Sin embargo haciendo un buen uso de las herramientas y recursos esto puede acabar.
  • Sistema accesible. La cantidad de contenedores debe estar proporcionada con el número de personas que vayan a hacer uso de él, así como su ubicación en los edificios o calles. Cuanto más facilitemos los procesos a los ciudadanos, mejor.
  • Ayuda disponible. Debe haber algún contacto al que podamos contactar en caso de que haya algún error en los contenedores y que esté disponible en todo momento.

 Tanto para Ayuntamientos como para responsables municipales, los beneficios van más orientados a la información y recogida de datos. Pueden identificar a los usuarios que utilizan el sistema así como su frecuencia, las horas puntas y las zonas más concurridas, el tipo de residuo que se introduce en cada momento, etc.

¿Cómo se lleva a cabo?

Como hemos visto, el Internet de las Cosas es un factor clave para la gestión inteligente (tanto de los residuos como de las ciudades en general).

Por tanto, es igual de necesaria una plataforma IoT con la que llevar a cabo la gestión.

FIWOO, la plataforma IoT para la gestión inteligente de residuos

FIWOO es, nuestra plataforma (junto a EmergyaIoT-Editor (permite a sus usuarios editar las acciones dependiendo del uso que le quieran dar). Está basada en FIWARE, y permite la conexión de tus datos, aplicaciones, dispositivos, sensores y todo tipo de hardware en un único entorno.

Está diseñada para los mercados de Smart City, Smart Port y Smart Industry. Ofrece cientos de soluciones para tu ciudad, una de ellas, la gestión inteligente de los residuos.

Esta solución está enfocada y adaptada a la recogida de residuos urbanos bajo demanda del propio ciudadano. Conoce el estado del contenedor, planifica las recogidas de forma eficiente y da al ciudadano una mayor satisfacción en la gestión de su ciudad.

Modelo de la plataforma enfocado a la gestión de residuos

Como podemos ver, el menú de FIWOO se divide en las diferentes verticales (Home, Governance, Economy, People, …) y en este caso nos encontramos en la vertical de Environment > Gestión de residuos. Lo primero que tenemos es un resumen general de los datos más relevantes, así como las últimas incidencias producidas.

FIWOO

Por otra parte, podemos visualizar las rutas de los vehículos y el tipo de residuos que estos transportan en tiempo real. Este caso es en la ciudad de Sevilla.

FIWOO residuos

Existe un apartado para ver detalladamente las características de cada vehículo. Su localización, su estado, su capacidad disponible o sus incidencias.

FIWOO gestión de residuos

Por último, mediante la plataforma podemos estar al tanto del estado de cada contenedor en todo momento. Al igual que ocurre con los vehículos, si un contenedor está lleno, podemos activar una alerta para que el sistema nos avise de inmediato.

FIWOO gestión inteligente

Mediante el uso de esta plataforma se automatizan todos los procesos, y se agiliza la resolución de incidencias. Lo que antes podía llevarnos horas gestionar, ahora se hace en cuestión de minutos.


Ayudar a los ciudadanos y mejorar el planeta, está en nuestras manos. Si quieres dar el paso y convertir tu ciudad en una verdadera Smart City, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.